#TucumanArdeMUNT

#TucumanArdeMUNT

Proceso de ¨Onganización Nacional¨

El golpe militar y la ¨Revolución Argentina¨ encabezada por Juan Carlos Onganía en 1966, fue un proyecto perfectamente planificado, organizado y ejecutado para destruir hasta el más mínimo rastro de autonomía, desarrollo y dignidad bajo supuestas ¨buenas intenciones» y en favor de los intereses de los grupos dominantes.

Los años previos a este golpe de estado que expulsó del poder al presidente democrático Arturo Illia, se caracterizaron por el desarrollo de la ciencia y la técnica además de la demanda masiva de educación superior, el período de “masificación de las casas de estudio” con experiencias pedagógicas que se enmarcaron en los valores democráticos y reformistas. Estos principios que se habían instalado vigorosamente, cambiaron radicalmente a las universidades consideradas como “motores del desarrollo” y que súbitamente pasaron a ser vistas como “focos de perturbación pública”. El 29 de julio de 1966, la dictadura militar intervino mediante decreto las universidades nacionales, echando por tierra todas las conquistas de la Reforma del 18´ y ordenando a la policía la represión y expulsión de estudiantes y profesores. La tristemente célebre ¨Noche de los Bastones Largos¨ trajo como corolario el éxodo de profesores e investigadores y la supresión de los centros de estudiantes.

¨Operativo Tucumán». El 21 de agosto de 1966, según el decreto-ley 16.926 era momento de “sanear la economía distorsionada de la actividad azucarera” y tenía para Tucumán un plan de transformación agraria para erradicar el monocultivo. Bajo esta pantalla mediática se justificaba el cierre de once ingenios azucareros, el golpe a la actividad que representaba el motor productivo más importante de la provincia, moderno y con tecnología de última generación. Se estima que el resultado inmediato fue de cincuenta mil nuevos desocupados, el aumento de la desnutrición y mortalidad infantil, la deserción escolar y la migración de casi un tercio de la población total que se instaló en las «villas miserias» de Buenos Aires, Rosario y Córdoba. Además de un futuro que condenaba al pueblo tucumano a la miseria y la exclusión.

¨Nos hallamos en alta mar. El artista, como los otros, tiene que remar a su vez sin morir; es decir, debe continuar viviendo y creando¨.
Albert Camus
“El artista y su tiempo” (Conferencia en la Universidad de Upsala en ocasión de recibir el Premio Nobel de Literatura, 1957)

Por esta misma época, grandes artistas e intelectuales latinoamericanos participaban activamente en los movimientos revolucionarios para rebelarse contra lo que el mundo tiene de injusto, ejerciendo la denuncia a través de sus obras pero también con la protesta en las calles y en las luchas armadas, mostrando la imposibilidad de que la cultura fuera neutral y paralela a la realidad. En este sentido, la historia del arte argentino registra su compromiso social y político desde fines del siglo XIX y hasta el presente en forma ininterrumpida y coherente, con producciones individuales como en creaciones y acciones colectivas.

En 1968 se llevó adelante ¨Tucumán Arde¨, experiencia interdisciplinaria sostenida por un grupo de artistas e intelectuales de Buenos Aires y Rosario que buscaba delatar la tragedia que estaba pasando Tucumán, romper el blindaje mediático. Después de relevar la situación social a través de entrevistas, fotografías y filmaciones realizaron su primer acción el 3 de noviembre de 1968 en la sede de la Confederación General del Trabajo de los Argentinos de Rosario, y luego en la CGT de Buenos Aires, aunque allí fue censurada a pocas horas de inaugurada y continuó desarrollándose en diferentes espacios alternativos.

Este “Operativo Tucumán” se ve reforzado por un “operativo silencio”, organizado por las instituciones del gobierno para confundir, tergiversar y silenciar la grave situación tucumana, al cual se ha plegado la llamada “prensa libre” por razones de comunes intereses de clase. 

Sobre esta situación, y asumiendo su responsabilidad de artistas comprometidos con la realidad social que los incluye, los artistas de vanguardia responden a este “operativo silencio” con la realización de la obra Tucumán Arde.

La obra consiste en la creación de un circuito sobreinformacional para evidenciar la solapada deformación que los hechos producidos en Tucumán sufren a través de los medios de información y difusión que detentan el poder oficial y la clase burguesa. Los medios de comunicación son poderosos elementos mediadores, susceptibles de ser cargados de contenido diverso; de la realidad y veracidad de los contenidos depende la influencia positiva que estos medios producen en la sociedad. La información sobre los hechos producidos en Tucumán vertida por el gobierno y los medios oficiales tiende a mantener en el silencio el grave problema social desencadenado por el cierre de los ingenios, y a dar una falsa imagen de recuperación económica de la provincia que los datos reales desmienten escandalosamente.

Fragmento del Manifiesto Tucumán Arde (1968), que originalmente era un impreso repartido mientras duraba la obra en la ciudad de Rosario.

Operativo silencio en 2018 y el uso de las redes sociales

#TucumanArdeMUNT es un espacio de la Secretaría de Extensión Universitaria, en el marco de la muestra ¨Siluetas & Lazos¨ de la 8º Bienal Argentina de Fotografía Documental que actualmente se exhibe en nuestro museo, para conmemorar aquella manifestación artístico-ideológica que puso en tensión los límites entre vanguardia estética y vanguardia política. Pero a la vez, y en el marco del ¨Centenario de la Reforma¨ afirmar a la universidad pública, gratuita, laica y de calidad, como sitio de investigación, pensamiento, debate, interpelación y aporte a la formación de ciudadanxs solidarios que puedan convivir y construir un mundo mejor para todxs.

Este espacio tendrá dos vertientes: la primera que se inicia hoy y que consiste en la publicación de artículos, fotos y videos en la web oficial del MUNT y en redes sociales para que sean viralizadas y de ese modo el público más amplio pueda opinar y aportar.Además, en esta era caracterizada por la revolución de la comunicación, la abundante información, noticias verdaderas y posverdaderas, escenas recreadas o inventadas, en la que todxs somos emisores de mensajes desde cualquier lugar y con libre acceso para generar, replicar, desmentir o ratificar desde un perfil verdadero o inventado, los trolls, los hackers, los #, los @ y las etiquetas, proponemos recrear una acción similar a la que propuso el manifiesto ¨Tucumán Arde¨ con lo que hoy nos pasa y nos sorprende como una novela que ya vimos, agregando el #TucumanArdeMUNT.

La segunda, mesas panel presenciales en el museo, que se desarrollarán los días 15, 22 y 29 de noviembre donde importantes referentes de la provincia abordarán temas como: Arte y Política: Tucumán Arde y La Noche de los Bastones Largos; la producción en Tucumán en letras, música, cine, teatro y artes visuales entre el 66´ y los 80´, y finalmente un diálogo con Norberto Puzzolo, fotógrafo rosarino que formó parte del grupo de artistas de ¨Tucumán Arde¨.

Finalmente, agradecemos anticipadamente a quienes vienen colaborando en este proyecto y a quienes se sumarán en su transcurso, a quienes con entusiasmo ya confirmaron su participación y a los que creen que se puede contribuir positivamente en un contexto crítico con las herramientas tecnológicas que hoy nos empoderan, las de la democracia y el respeto.

LIC. CLAUDIA R. EPSTEIN
Coordinadora del Área Cultural
Secretaria de Extensión
Universidad Nacional de Tucumán

ENTRADA RELACIONADAS

Agenda MUNT- semana del 3/6

Para conocer las actividades del MUNT Agenda MUNT- 3 de junio 2019

Leer másLeer más

Pepe Nuñez

# 20 aniversario

Leer másLeer más

Agenda MUNT – semana del 27/5

Agenda MUNT-27 de mayo 2019

Leer másLeer más